Este pintor italiano fue conocido como el «Orbetto»(el cieguito) porque de pequeño acompañaba a su padre invidente a pedir limosna para sobrevivir.

El-rapto-de-Helena

El cuadro representa el rapto de Helena. Helena era hija de Zeus y de Leda. Fue esposa del rey Menelao de Esparta, aunque Paris decidió raptarla, con lo que se desencadenó la Guerra de Troya.

Según dice Daniel Tubau: “Lo heleno, lo griego, etimológicamente no tiene que ver con el nombre de Helena, pero sí que hay ahí una similitud y es que ella fue el primer motivo por el que los griegos se sintieron griegos: se unieron entre diferentes ciudades-estado para rescatarla y fue el primer momento en el que fueron una comunidad única a pesar de sus diferencias. La esencia de la comunidad griega como tal surge del mito, el rapto y el rescate de Helena.

Alessandro Turchi fue junto a Marcantonio Bassetti y Pasquale Orrino uno de los tres artistas veroneses más importantes de la primera mitad del siglo XVII. Fue discípulo en Verona de Felice Brusasorzi, a través del que pudo muy bien captar el incipiente naturalismo que afecta a toda la pintura italiana, en mayor o menor grado, de fines del siglo XVI. Hizo tal vez un viaje a Venecia en esta etapa juvenil, citado por sus biógrafos, pero no documentado, y hacia 1614 se trasladó a Roma, donde permaneció hasta su muerte, salvo un breve retorno a su patria en 1620-21.

Descubre + obras de este pintor en https://artsandculture.google.com/entity/alessandro-turchi/m02psmnt?hl=es